Posesión Canónica de los nuevos Párrocos y Asignaciones Pastorales en la Arquidiócesis de Barranquilla

510
Arquidiócesis

Este lunes 20 de enero, el Arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Salas, presidió el acto de posesión de oficios eclesiásticos y profesión de fe de los nuevos párrocos de la Arquidiócesis.

La ceremonia presidida por el Arzobispo de Barranquilla, monseñor Pablo Salas Anteliz, tuvo lugar en el Auditorio de la Curia Arquidiocesana a las 10:00 a.m. El padre Arquímedes González, Vicario de Pastoral, dio la bienvenida e inició con la oración de entrada. Seguidamente el Arzobispo hizo la profesión de fe con los 43 sacerdotes presentes, luego como hermanos, realizaron la oración de los fieles. Posteriormente el padre Carlos Julio Macías, Canciller de la Arquidiócesis, invitó a los nuevos párrocos a la firma de las actas. Finalmente rezaron el Padre Nuestro, se dieron el abrazo de paz y Monseñor Pablo hizo la bendición de envío a sus asignaciones pastorales.

El Arzobispo Pablo Emiro expresó durante el acto que: «la obra de la Iglesia es la obra del Señor, es la obra de Dios a la cual nosotros hemos sido asociados con la elección que el Señor mismo ha hecho de cada uno de nosotros con nuestro propio nombre».

En compañía del señor canciller, presbítero Carlos Julio Macías; del vicario de pastoral, presbítero Arquímedes González y con la venia de monseñor Víctor Tamayo, obispo auxiliar emérito de Barranquilla, más de 40 sacerdotes continuarán con la labor pastoral y evangelizadora en los municipios y corregimientos del Departamento.

El señor Arzobispo invitó a los párrocos a pedir “al Señor que nos ayude en la fe y en la confianza para que el pecado y los engaños del maligno no nos robe la gracia de servir con alegría. Pongamos en la presencia del Señor nuestras pequeñeces y debilidades y supliquemos su perdón”, exhortó el obispo.

Asimismo expresó: “La obra de la Iglesia, es la obra del Señor, es la obra de Dios, a la cual nosotros hemos sido asociados con la elección que el Señor mismo ha hecho de cada uno de nosotros con nuestro propio nombre”. “Que ninguna comunidad se sienta señalada o culpable, que sienta que ese sacerdote ya comienza a amarla, a dar la vida por ella, que esas personas sientan que merecen un sacerdote santo y bueno”, añadió el prelado durante la posesión canónica.

Barranquilla, Baranoa, Campeche, Candelaria, La Peña, Manatí, Palmar de Varela, Piojó, Ponedera, Sabanalarga, Salgar, Soledad y Tubará, son algunos de los municipios y corregimientos, que recibirán a estos pastores designados.

En este sentido, los padres Roberto Tarra, Andrés Felipe González y Kevin Barrera Utria, se posesionaron como formadores y rector del Seminario Juan XXIII, respectivamente.